FAQ

Las bicicletas eléctricas tienen una velocidad limitada de 38 km/h cuando funcionan con energía eléctrica en Estados Unidos. En Reino Unido, la Unión Europea y Australia, la velocidad máxima con asistencia al pedaleo es de 25 km/h. Si alcanzas este límite de velocidad, superarlo depende de ti. No hay nada que te impida ir a una velocidad que supere los límites indicados más allá de tu estado físico para pedalear a mayor velocidad o bajar una pendiente.
Sí, el pedaleo es lo que genera la potencia eléctrica para poner en marcha la bicicleta. La función de pedaleo es lo que hace que una bici eléctrica sea considerada como tal. De lo contrario, se consideraría motocicleta. Las bicis eléctricas tienen un sensor de par integrado en la transmisión mecánica que mide la fuerza que aplica el usuario en los pedales. Está regulada para que la potencia del pedaleo coincida con la potencia de salida del motor. El diseño te permite disfrutar de una experiencia de conducción fluida que transmite la sensación de que pedaleas con la ayuda del motor y no de que este tiene control sobre ti.
Depende de muchos factores, como el tipo de bicicleta, la capacidad de la batería y la modalidad de conducción. Los ciclistas en buena forma física no suelen usar mucho el motor, sobre todo en superficies llanas. En cambio, los usuarios que no están en forma suelen delegar más en el motor, por lo que la batería se agotará antes. Subir muchas pendientes o utilizar la bici en carretera suele reducir la habilidad del ciclista para alcanzar entre 24 y 32 km/h, por lo que tenderá a usar más la batería. La duración de la batería depende de tu forma física, el estilo de conducción y el terreno. La mayoría de las bicis eléctricas tiene una autonomía de unos 96 km con una sola carga de batería.
La bici eléctrica que has comprado incluye un adaptador de corriente y un cable que se pueden enchufar en cualquier toma de 115V (Estados Unidos). Para cargar algunas bicicletas eléctricas es necesario quitar la batería, mientras que las AMO se pueden cargar directamente con el cable de carga conectado a una toma de corriente. Los tiempos de carga dependen de tu modelo de bici. Las AMO RR y RC necesitan entre 2 y 4 horas de carga.
Normalmente, sí; el motor y la batería aportan ese peso adicional. Sin embargo, la tecnología eBike está mejorando a gran velocidad y estos avances tecnológicos hacen que las bicis eléctricas modernas sean algo más ligeras cada año. A pesar de que las bicis eléctricas son más pesadas que las normales, son mucho más fáciles de conducir gracias a la asistencia del motor eléctrico, que elimina casi por completo el peso extra. Notarás ese peso de más al elevar la bici del suelo o al guardarla. Lo bueno es que no son mucho más pesadas que una bici tradicional.
El motor eléctrico de las bicis eléctricas está limitado a una velocidad de 24 o 32 km por hora. No se consideran motocicletas porque no viajan tan rápido como una moto. Algunas personas se decantan por las bicis eléctricas para acompañar a amigos con los que quieren montar en bici, pero cuyo ritmo no podrían seguir de otra manera, o bien las usan para llevar mercancías pesadas que una persona o una bici normal no podrían cargar. Y, sobre todo, la bici eléctrica hace que montar en bici sea más divertido y permite que los trayectos sean más largos con menos esfuerzo físico.

No, pero muchos países y regiones han adoptado un sistema de 3 clases que ayuda a los consumidores a entender mejor los modelos específicos de bicis eléctricas. Son los siguientes:

  • Clase 1: un motor que solo funciona cuando el conductor pedalea y tiene una velocidad máxima de 32 km/h.
  • Clase 2: un acelerador que impulsa la bici a hasta 32 km/h con asistencia al pedaleo, pero que también puede funcionar sin acelerador.
  • Clase 3: un motor que solo ofrece asistencia cuando el conductor pedalea y alcanza una velocidad de hasta 45 km/h.

Todas las clases tienen una potencia de salida máxima de 750 vatios. Las bicicletas eléctricas de Clase 3 son las que están más reguladas con respecto a las zonas en las que pueden usarse. Por ejemplo, algunos estados de Estados Unidos no permiten que las bicis de Clase 3 circulen por carriles o caminos diseñados únicamente para bicicletas normales y peatones.

Además de que es más limpia al contacto con la ropa, la correa de distribución es más fiable y resistente. En comparación con las arcaicas y grasientas cadenas de metal, las correas pueden usar goma reforzada con fibra de carbono avanzada para transferir la potencia a las ruedas traseras. Esto se traduce en una conducción mucho más eficiente y fluida.
Por supuesto que no. Mientras que la bici eléctrica tenga un motor por debajo de los 750 vatios (o 1000 en el estado de Oregón) y esté programada para no superar los 32 km/h en los Estados Unidos o los 24 km/h en el Reino Unido, la Unión Europea y Australia, no necesitas permiso de conducción. No obstante, algunas regiones pueden exigir una edad mínima para conducir una bici eléctrica en espacios públicos.
Tanto la RR como la RC se envían totalmente montadas. Lo único que tienes que hacer es cargar tu nueva bici eléctrica y personalizar la aplicación MV App. ¡Y ya podrás conducir!
Sí, si se agota la batería, se convierte en una bici normal y funciona con los pedales. No tienes que preocuparte por si se queda parada en un carril o carretera sin batería porque puedes volver a conducirla como si fuera una bici normal. También puedes desconectar la asistencia eléctrica en cualquier momento para ahorrar batería. Algunos sistemas entran en un modo de energía baja para ahorrar batería que exige una mayor potencia en el pedaleo. Ten en cuenta que las bicicletas eléctricas son más pesadas que las normales y, por lo tanto, más difíciles de conducir sin batería.
Sí, el motor y la batería están muy bien sellados contra al exposición al agua. Te recomendamos que guardes la batería dentro de un vehículo cuando lleves la bici eléctrica en el coche durante una tormenta.
Puedes devolver tu compra en los 14 días siguientes a su entrega sin coste alguno. Para devolver el producto, introduce los datos en el centro de devoluciones y te enviaremos un mensaje con instrucciones en cuanto tramitemos tu solicitud.

Puedes hacer cambios en el pedido en cualquier momento antes de que te mandemos la confirmación de envío. Desde el momento en que tramitas el pedido hasta el vencimiento del periodo de devolución (ver pregunta anterior), puedes devolver o cancelar el pedido sin costes adicionales.

Si te decantas por un modelo o color diferente o simplemente quieres cancelar el pedido, envíanos un correo electrónico a emobility@mvagusta.com y uno de nuestros agentes de atención al cliente tramitará tu solicitud.

Las bicicletas eléctricas AMO están cubiertas con una amplia garantía de 2 años que puedes ver aquí. Para problemas técnicos o consultas sobre el pedido, puedes contactar con emobility@mvagusta.com y uno de nuestros agentes de atención al cliente te ayudará con mucho gusto.